Adiós, Mario. ¡Te echaremos de menos!

Alejandro Casona en su obra La barca sin pescador decía: «¡La despedida! Maldito sea quien inventó esa palabra. La gente debería llegar siempre. No debería irse nunca».
Mario, nuestro Auxiliar de Conversación, ha terminado esta semana su labor en nuestro centro. Destacamos su amabilidad, la sonrisa perenne, la capacidad para conectar con los alumnos haciendo las clases amenas y motivadoras. Le agradecemos la ayuda prestada al Equipo Bilingüe y a todos los alumnos para mejorar la competencia lingüística y apreciar de manera más cercana la cultura y costumbres americanas. Feliz regreso a su país y por supuesto, se le echará de menos.

     

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *