Día de la Paz

La sociedad necesita educarnos en unos valores que promuevan la convivencia pacífica, la resolución de conflictos, el respeto a las diferencias, la escucha empática, la promoción de los valores éticos y con ello, más condiciones que promuevan la paz.

La paz necesita pasar por el tamiz de cada uno de nosotros. Albergamos en nosotros polaridades como el egoísmo y la generosidad, ser mejores o peores según el día, creadores o destructores por momentos. Es necesario equilibrar esas polaridades, no sólo por los demás sino también por nosotros mismos. La paz es sentir equilibrio en mi interior, abandonar monstruos que crean a mi alrededor una maraña de emociones que a veces me dificultan vivir y por ende, relacionarme de manera educada y adecuada con los demás. La persona que no está en paz consigo mismo vive una guerra continua con los demás. Ya dijo Rooselvet, “No basta hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla”. Desde cada ámbito hay que buscar y colaborar para que esta palabra no sea una oquedad, sino un referente de una sociedad capaz de vivir en valores, respetando al otro, protegiendo a quien es más débil, escuchando al que pide ser oído sin que sea necesario pedir auxilio; crear paz es mostrar una sonrisa, es un abrazo necesario, es agarrar una mano para que tú camines de manera más segura; crear paz es colaborar para que el que vive a mi lado sea feliz. Paz no es sólo ausencia de guerra, paz es hacer un mundo mejor llenándolo de valores maravillosos. Ahí os dejamos una fotos del Día de la Paz celebrado en nuestro centro. Gracias a todos los que habéis hecho posible esta actividad.

      

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *